Pequeña Escuela de Cocina Mexicana

En Puerto Morelos, la pequeña joya colonial ubicada a medio camino entre Cancún y Playa del Carmen, como muchos otros negocios, la Pequeña Escuela de Cocina Mexicana está disfrutando una excelente temporada alta este año. Después de impartir clases a más de 500 estudiantes extranjeros la temporada pasada, la escuela es ahora un éxito tremendo y actualmente está calificada por Trip Advisor como la Excursión #1 en toda la península de Yucatán.

Una idea de un amigo dio vida al estimulante concepto de establecer una escuela de cocina para Puerto Morelos. Catriona Brown, una experimentada viajera y residente de Puerto Morelos, se percató de inmediato de la gran oportunidad que representaba ofrecer una experiencia mexicana singular a quienes viajaran a la región. Con la agudeza empresarial de Catriona y la experiencia en el negocio restaurantero de la canadiense Patti Murphy, la aventura echó raíces y cinco meses después produjo una “verdadera escuela en vivo”. Arrancó el 8 de diciembre de 2009, con casi todas las clases llenas y nunca miraron para atrás.

Esta temporada el chef Pablo López Espinosa de los Monteros se unió a la escuela después de operar su propio restaurante durante siete años en el Distrito Squamish, Columbia Británica, Canadá, llamado Café Maya, especializado en versiones saludables de la cocina maya auténtica. Después México ejerció su encanto y el año pasado Pablo trajo a su esposa y a su hija Maya de regreso a su país para reconectarse con sus raíces. Ahora enseña lo que es la cocina y la cultura mexicanas en la Pequeña Escuela de Cocina Mexicana y es el chef principal esta temporada.

En las clases se brinda abundante información sobre la historia y la cultura de la cocina mexicana, añadiendo profundidad y color a las fascinantes y variadas delicias que la cocina de México ofrece. Las clases se imparten de martes a sábado, empezando a las 10 a.m., e incluyen: café y pastelería mexicanos para empezar, después la sesión de enseñanza en la cocina seguida por el sustancioso almuerzo mexicano tardío en el que los comensales se sientan a la mesa. La escuela está orgullosa de formar parte de lo que la UNESCO premió como Patrimonio Cultural Intangible de México y de promover la auténtica tradición mexicana de manera que no se pierda para las generaciones futuras.

Cuando viaje a Puerto Morelos o Cancún, asegúrese de visitar la Pequeña Escuela de Cocina Mexicana.